10.31.2009

Cuando te acostumbrás a un amor, a una piel, a un olorcito, a una sonrisa. Perder todo eso es como quedarte sin aire. Todo es cuestión de costumbre. Nos acostumbramos incluso a lo que nos hace mal. Sí, ya sé que depende de mí. Y me lo decís vos, me lo digo yo. ¿Por qué es tan difícil todo? No quiero sufrir más, no lo soporto.